Curado del concreto. Una actividad que, si la hacemos mal, puede comprometer todo nuestro proyecto.

El curado del concreto es el proceso, tal vez, más importante en cuanto a control de obra, ya que se trata de controlar y mantener un contenido de humedad suficiente y una temperatura favorable en el concreto durante la hidratación de los materiales cementantes, para que puedan desarrollarse las propiedades para las cuales fue diseñada la mezcla.

En términos simples, el curado del concreto evita que la mezcla se seque prematuramente y no piedra la capacidad de alcanzar las resistencias deseadas.

¿Por qué realizar el curado del concreto?

El proceso de hidratación del cemento se caracteriza por ser muy rápido en las primeras horas, además de ser muy sensible a la temperatura.

Por ello, es importante un estricto mantenimiento de la humedad y temperatura del concreto para que pueda desarrollar las características para las cuales fue diseñado.

¡IMPORTANTE!

El curado del concreto debe realizarse inmediatamente después de culminar las tareas de acabado y la superficie del concreto haya perdido el brillo del agua.

¿Y si no hago el curado del concreto?

Si no se realiza, lo mas probable es que el concreto elimine el agua necesaria para que se dé la reacción química llamada hidratación, lo que no permite que alcance su resistencia máxima deseada.

Mantener la humedad en el concreto también evita la aparición de fisuras por contracción plástica, las cuales se producen por la pérdida de agua de exudación por evaporación.

Así se comporta la resistencia del concreto

  • Cuando un concreto no se cura, alcanza tan solo cerca del 55% de su resistencia potencial.
  • Cuando se cura solo por 3 días, alcanza aproximadamente el 75% de la resistencia potencial.
  • Si el curado se hace durante los primeros 7 días, puede llegar al 98% de su resistencia potencial.
  • En cambio, si se cura permanentemente, la resistencia potencial puede alcanzar alrededor del 125% de su resistencia.

Un concreto adecuadamente curado será más resistente, más durable y tendrá mejor apariencia que uno pobremente curado o no curado

Métodos para realizar el curado del concreto

Existen en la actualidad muchos métodos para el curado del concreto, a continuación hablaremos un poco de los métodos más utilizados, ya sea por su facilidad de implementación como por su eficacia.

Métodos húmedos:

  • Inmersión total del elemento en agua. Ideal para estructuras como pavimentos, pisos y techos horizontales. Se crea un borde impermeable en los extremos de la estructura para que contenga el agua; teniendo cuidado que el agua no afecte el suelo portante.
Método de inundación para el curado del concreto
Losa inundada parcialmente. El agua siempre está en contacto con el concreto.
  • Riegos de agua. Muy efectivo para altas temperaturas. Los dispositivos giratorios son buenos cuando no hay problema que el agua escurra fuera del área por curar. Para estructuras verticales se recomienda riego con manguera.
Riego de agua para el curado del concreto
Obrero regando la losa para curar el concreto

Se aconseja dejar las formaletas el mayor tiempo posible. En el caso de formaletas de madera, el rociado es más exigente, aconsejándose retirarlas lo más pronto posible y continuar con otro método.

Otros métodos que son ampliamente utilizados, son:

  • Cubiertas con material absorbente: Algodón, alfombras, estopa. Consiste en colocar los materiales sobre la superficie del concreto (que no esté recién vaciado) y mantenerlos mojados para que la superficie del concreto permanezca húmeda. Es conveniente dejarlos secar antes de retirarlos para que el concreto se vaya secando paulatinamente.
  • Costales: Exige un muy buen lavado previo para eliminar restos de panela, azúcar, fertilizantes o material vegetal que pueden generar daños sobre la superficie; además ganan absorción. Es conveniente tratarlos para evitar putrefacción y que no sea atacado por el fuego. Colocarlos dobles y hacer traslapos para lograr mayor eficiencia.
  • Arena o aserrín: Es aconsejable colocar capas de 10 cm y mantener el material lo más húmedo posible para evitar que el viento lo levante.
  • Paja o heno: Se deben hacer capas de al menos 15 cm y cubrirlas con una malla de alambre o una cubierta para evitar que el viento los arrastre.

Algunas recomendaciones:

Las cubiertas utilizadas no se deben dejar secar durante el proceso, pues el efecto se invierte.

Al usar costales u otro material parecido, se debe hacer un muy buen lavado previo para eliminar restos de panela, azúcar, fertilizantes o material vegetal que pueden generar daños sobre la superficie

En cuanto a la arena, debe ser limpia; el aserrín puede contener ácido tánico que mancha y deteriora la superficie del concreto.

Métodos para evitar la pérdida de humedad

Consisten en la colocación de elementos sobre la superficie del concreto que evitan la evaporación del agua de manejabilidad de la mezcla, tales como películas plásticas y membranas de curado. El método más utilizado es:

  • Películas plásticas: Son livianas. Se aconseja blanca para climas cálidos y negra para climas fríos; no deben estar rotas para evitar que el agua se escape y debe estar lo más cerca a la superficie para aprovechar el agua evaporada. Se aconseja ponerla lo más pronto posible cubriendo todas las partes expuestas y colocar de vez en cuando agua debajo de la película.
Película plástica para realizar el curado del concreto
Plástico que ayuda al curado del concreto

¿Te interesa el tema de concretos? No te pierdas nuestro artículo acerca del concreto que no necesita vibrado: Concreto Auto compactante, léelo aquí

También se utilizan estos métodos para ayudar al curado del concreto:

  • Barreras de viento y sol: Se recomienda cuando la tasa de evaporación es alta y la superficie de exposición es grande, como losas de pavimentos de concreto.
  • Sellantes: Compuestos que al entrar en contacto con el concreto forman una película que endurece y sella. Ayudan a curar el concreto, minimizan la generación de polvo, brindan mayor durabilidad al concreto, protegen contra daños causados por la penetración de líquidos, y algunos mejoran la apariencia brindándole color y brillo.
  • Retardantes de evaporación: Son materiales que forman una película delgada que previene la humedad superficial. Se recomienda para zonas con altas temperaturas, fuertes vientos y baja humedad relativa.

¡NO TE PREOCUPES! Toda esta información la obtuvimos de la siguiente Bibliografía: American Concrete Institute- ACI.

Standard Practice for Curing Concrete ACI 308, Detroit, 1981. Matallana Ricardo. Fundamentos de Concreto Aplicados a la Construcción. IPC, 2007.

¡COMPARTE! este artículo, seguro alguien te lo agradecerá 😉

Del autor

Gustavo Martínez Albornoz

Ingeniero civil UDENAR – Especialista Gerencia de Construcciones UDEM.

Los deportes extremos, junto con mi profesión son las dos cosas que más disfruto de la vida. Tener la oportunidad de investigar y profundizar temas del sector de la construcción es algo que atesoro mucho, aprendo cada día mas, y tengo la oportunidad de compartir conocimiento con los lectores de mis artículos. Éstas son mis redes sociales para los que quieran saber un poco más de mi: Facebook Instagram Linkedin

0Shares

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*